IMSS, contra los azúcares añadidos